La Hermandad del Rocío de Montoro prevé que el nuevo Simpecado estará terminado para finales de 2020

|

El crecimiento de la hermandad del Rocío de Montoro continúa al alza. Tras una romería muy especial en la que la afluencia de montoreños a la aldea de Almonte llegó hasta las 400 personas, la hermandad cordobesa ahora busca levantar la mirada y conseguir los objetivos marcados para los próximos años.




Según explica su hermano mayor, Rafael Gutiérrez, «en pocas semanas comenzaremos a estudiar la viabilidad de hacer tramos del camino junto a la hermandad del Rocío de Córdoba durante la romería de 2019». Este Rocío, la hermandad montoreña se unió a Córdoba en Villamanrique y les acompañó durante todos los actos oficiales. Asimismo, también realizaron la salida junto a ellos desde la iglesia cordobesa de San Pablo.


La hermandad del Rocío de Montoro cuenta con dos años de vida y ya supera los 300 hermanos. «Para ser una localidad lejana a Almonte y con tan poco tiempo de vida, es un logro contar con toda esta gente en la cofradía», indica Gutiérrez.



Por otro lado, el representante de la corporación prevé que para «finales de 2020 intentaremos tener finalizado nuestro nuevo Simpecado, que aunará todos los rezos de Montoro». Una pieza diseñada por el sevillano Javier Sánchez de los Reyes y que tiene como ornamentación la diamela, la flor clásica de Montoro.


«Nuestras cuentas para realizar el camino del Rocío por sí solos no podemos hacerlas hasta que seamos hermandad filial», aclara Rafael Gutiérrez. Esto último, es algo que sólo decide la hermandad matriz de Almonte y se basa, según Gutiérrez, en «disponer de una base sólida de hermanos o de disponer en un programa de actividades sociales y caritativas, entre otras cosas». Por último, puntualiza: «nosotros no tenemos prisa y queremos ir poco a poco».

Lo más leído